George Gershwin (1898-1937)

    La palabra rapsodia es uno de los términos que más abusos han sufrido al paso del tiempo, a manos de los cursis incorregibles, los poetas de tercera y las tías solteronas que tienen el alma en un hilo con cada subsecuente capítulo de una telenovela. Pregunte usted por ahí qué es una rapsodia y probablemente reciba una respuesta como alguna de éstas: “Es una poesía espiritual. Es una melodía etérea e infinita. Es una expresión del alma.” Lo curioso es que ninguna de las rapsodias musicales famosas parece concordar con estas románticas percepciones. El señor Larousse, que mucho sabe de palabras y sus definiciones, indica en su diccionario que una rapsodia era, originalmente, un trozo de los poemas de Homero, que eran cantados por los rapsodas. Esto invita de inmediato a investigar quiénes eran los rapsodas. Eran, ni más ni menos, los recitadores profesionales de poemas, que iban de pueblo en pueblo recitando, principalmente, a Homero. En alguna otra fuente de referencia es posible encontrar otras aproximaciones a la definición de la rapsodia; entre ellas, la que dice que una rapsodia es un centón, una obra literaria hecha con diversos materiales ajenos. Esto lleva, finalmente, a la definición de la rapsodia como forma musical: composición constituida por fragmentos de otras varias. ¿Un popurrí, quizá? Puede ser, si uno se atiene a lo que dice Felipe Pedrell en su Diccionario Técnico de la Música:

     


    Rapsodia. Dícese de los versos malos y de la mala prosa. Pieza de música compuesta de reminiscencias de melodías tradicionales de una nación. Es de forma libre. Liszt fue el creador de este género de composiciones. Sus rapsodias húngaras son la voz de un pueblo, su alma.

    Leyendo esto, se puede pensar que las tías solteronas, después de todo, tienen algo de razón respecto a esto de las rapsodias. Un diccionario musical más reciente que el arriba citado indica que una rapsodia es más bien un título que una forma musical por sí misma. Por lo general, suele ser una composición de un solo movimiento que se refiere, de manera implícita o explícita, a alguna clase de “inspiración romántica”. Las rapsodias suelen componerse sobre temas existentes, como en el caso famoso de la rapsodia que Sergei Rajmaninov (1873-1943) compuso sobre uno de los caprichos para violín de Niccolò Paganini (1782-1840). Con cierta frecuencia, los temas originales empleados en las rapsodias suelen tener alguna relación con la música popular. Por otro lado, existen también las rapsodias en las que la música es más pura, y en las que no hay tal referencia a lo popular o a melodías previamente existentes.

    Así pues, rapsodias van y rapsodias vienen, y llegamos al hecho de que en los primeros días del año de 1924 George Gershwin se dedicaba a la composición de su famosa Rapsodia en azul para piano y orquesta, obra que iba a ser incluida en un concierto de la orquesta de Paul Whiteman. La creación de esta partitura va acompañada de una anécdota musical realmente interesante. Tiempo después del estreno de la obra, Gershwin afirmó que la estructura de la Rapsodia en azul le había venido a la mente durante un viaje en tren a Boston. Los ritmos y los sonidos del ferrocarril pusieron a trabajar la imaginación de Gershwin, quien, en sus propias palabras, al llegar a Boston tenía ya la partitura completa en la cabeza. La verdad es que tenía la parte del piano y la idea general del acompañamiento. La carga de trabajo que Gershwin tenía por aquellas fechas le impidió orquestar el acompañamiento de su Rapsodia en azul, y la orquestación fue realizada finalmente por Ferde Grofé (1892-1972), compositor y arreglista de sólida reputación en su tiempo.

     


    A estas alturas de la historia musical ya no es noticia afirmar que la Rapsodia en azul es sin duda la obra más importante en lo que se refiere a la fusión del jazz con la música de concierto. Este hecho invita a considerar un pequeño problema semántico. Para aquellos que se preguntan por qué la Rapsodia de Gershwin es de color azul, bien vale la pena apuntar que el título se entiende mejor en su versión original en inglés, Rhapsody in blue, en donde el término blue (que puede ser azul o triste, según el contexto) se refiere a un tipo de canción lenta y melancólica de los negros de los Estados Unidos, que se popularizó al inicio del siglo XX y que es uno de los componentes fundamentales del jazz, el blues. Por otra parte, se conoce como blue note (nota azul, o nota triste para ser más exactos) a una nota de la escala musical (la tercera y la séptima, por lo general) a la que se aplica un bemol, o sea un descenso de un semitono, para producir el fundamento del lenguaje armónico propio del jazz. Es decir, no queda duda de que el jazz estuvo siempre en la mente de Gershwin al componer su Rapsodia en azul, o para decirlo con más propiedad, la Rapsodia en blue. La obra fue estrenada el 12 de febrero de 1924, con Gershwin al piano y Paul Whiteman al frente de su orquesta. Gershwin no había terminado de escribir del todo la parte del piano, así que improvisó buena parte de la obra en la noche del estreno, acercándose de ese modo aún más al espíritu del auténtico jazz, en el que la improvisación juega un papel de gran importancia. Más tarde, Gershwin terminó de poner en papel pautado el resto de esta música que le dio fama imperecedera y que, según dicen, es la mejor descripción musical que se ha hecho de la ciudad de Nueva York. Para más señas: tanto el público como la crítica coinciden en que el mejor segmento de la película de dibujos animados Fantasía 2000 es precisamente el que, con el fondo de la Rapsodia en azul de Gershwin y las imágenes inspiradas en el genial cartonista Al Hirschfeld, narra una serie de historias inconfundiblemente neoyorquinas.

    Finalmente, para aquellos que ven (correctamente) un elemento subversivo en el jazz, al margen de Gershwin, se ofrece esta cita que refleja el sentir visceral de los hacedores del jazz de todos los tiempos y todos los estilos; la cita es de Norman Mailer y afirma, simplemente, “el jazz es un orgasmo.”

    Notas de Juan Arturo Brennan

    Agradecemos a la Orquesta Sinfónica de Minería y a Juan Arturo Brennan por las facilidades otorgadas para la publciación de este artículo.

    Gánate un pase doble para...

    • Boletos para el Programa Gala de Inauguración con la Orquesta Filarmónica de la UNAM / Sábado 19 de enero a las 20:00 +

      Programa Gala de Inauguración Temporada 2019La Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM), el conjunto sinfónico más antiguo en el panorama Leer más
    • Boletos para el Programa 08 con la Orquesta Filarmónica de la UNAM / Sábado 15 de diciembre a las 20:00 +

      Programa 08 Tercera Temporada 2018La Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM), el conjunto sinfónico más antiguo en el panorama cultural Leer más
    • Boletos para el Programa Tercera Temporada 2018 con la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México / Sábado 10 y Domingo 11 de noviembre / 18:00 y 12:30 Hrs +

      Programa Tercera Temporada 2018Con casi cuatro décadas de actividades ininterrumpidas, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México es considerada Leer más
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    • 6
    • 7

    Entérate de las Ultimas Noticias Culturales

    • Soy un ciudadano del mundo: Sophia, la robot humano más avanzada +

      Me considero un ciudadano del mundo, fue una de las respuestas de Sophia, la humanoide con inteligencia artificial, durante el Leer más
    • ¿Cómo aprender a ver todo desde una nueva perspectiva?, José Villela y su experiencia de vida en La Ciudad de las Ideas +

      Para muchas personas, saber salir avante ante la adversidad no es fácil, pero José Villela es un claro ejemplo de Leer más
    • La ética se ubica en el centro del debate para dar respuesta a los adelantos de la ciencia: UNESCO +

      En el marco de la celebración de los 70 años de la Declaratoria Universal de los Derechos Humanos, hemos decidido Leer más
    • Premio Nobel de Física comparte hallazgo de ondas gravitacionales en La Ciudad de las Ideas +

      El descubrimiento y registro de las ondas gravitacionales ocurrido el 14 de septiembre de 2015 y los detalles del hallazgo Leer más
    • Especialista en seguridad abre el debate en La Ciudad de las Ideas con la interrogante: ¿Más amor, menos crimen? +

      ¿Más amor, menos crimen?, así el economista John R. Lott Jr. abrió el debate con una pregunta arrebatada, al tiempo Leer más
    • Da inicio la edición XI de La Ciudad de las Ideas +

      Con la participación de más de 70 conferencistas, científicos, humanistas y líderes de opinión, dio inicio la edición XI del Leer más
    • Mo Gawdat en busca de la felicidad en Puebla +

      “Usamos diferentes máscaras y ocultamos nuestra realidad a todos, incluso a nosotros mismos. Nuestras identidades asumidas se convierten en nuestras Leer más
    • Seth Stephens-Davidowitz autor del libro “Everybody Lies” en Ciudad de las Ideas +

      Seth Stephens-Davidowitz es columnista del New York Times, ex científico de datos de Google y autor de “Everybody Lies”, best-seller Leer más
    • Chetna Sinha una mujer del siglo XXI en Ciudad de las Ideas, fundadora y presidente de Mann Deshi Bank y Mann Deshi Foundation +

      Chetna Gala Sinha es una activista, granjera y banquera que trabaja por el cambio social en algunas de las áreas Leer más
    • 1
    • 2
    • 3
    • 4
    • 5
    • 6
    • 7
    • 8